Tiempo de calidad o solo tiempo?

Por Posted on 2 m read

Sabes distinguir cuál de las dos frases compartes con tus hijos? En estos días estamos acostumbrados a escuchar (y decir) que  lo mas importante es el “tiempo de calidad ” que les brindemos; pero sabes lo que realmente conlleva esa expresión?

Acaso son los 30 minutos en que llegamos a casa y los encontramos despiertos para darles de cenar o bañarlos? Será entonces tiempo de calidad aquel en el que nos sentamos a jugar con ellos? Crees que tal vez sea cuando los llevas al parque y mientras corretean te quedas absorto en el celular? En todos los casos lo que compartes es tiempo con ellos, pero de qué tipo de calidad hablamos?

Es verdad que los lunes a viernes (incluso sábados) se vuelven monótonos, entre el corre corre al trabajo, con un horario de ingreso y salida; incluso para los que pueden manejar sus tiempos, organizarse toda la mañana y pasar “el resto de la tarde con ellos” entre los quehaceres del hogar, el trabajo que muchas veces llevamos a casa y el cansancio a veces terminamos sin hacerles mucho caso. Entonces aquel cuento que nos vendieron de “tiempo de calidad” con el fin de quedarte unas horas mas en el trabajo o pagar a alguien para que los cuide y llegar tan solo al beso de las noches en el mejor de los casos termina siendo una especie de pastilla tranquilizadora para nuestra alma trabajadora.

Cuando lo que en realidad lo que todos y no solo los niños necesitamos en este mundo tan caótico y apresurado es solo “tiempo” (no presencia física); tiempo para reir con ellos, jugar en familia, dejar a un lado los problemas del día a día y disfrutar de su niñez que muchos nos dicen se va tan rápido; tiempo para sentarse en la mesa y conversar (sin celulares de por medio) prestarles la atención que muchos necesitan.

Dejemos de escudarnos en ese tiempo de calidad y luchemos día a día por ganarle mas tiempo al tiempo; un tiempo de verdad.