Nace una mamá nace una bloguera

Bien dicen que cada niño viene con un pan bajo el brazo, en la actualidad la mayoría de ellos vienen con un blog debajo de 🙂 y no es por nada pero que bien nos hace desahogarnos un poco y compartir con otras mujeres (mamás, abuelas, hermanas, tías) que también pasan por lo mismo, que ya pasaron por esto o que están en el proceso.

 

Actualmente existen una cantidad de páginas en facebook vinculadas a la maternidad y es que o pasas del hobbie al negocio o comienzas proyectándolo desde un principio. Conozco y leo muchos blogs que comenzaron de a poquito, otros que en menos de un año ya tenían una cantidad considerable de fans (ya sean pagados u orgánicos, todo es válido) y otros que van a su ritmo.

 

El tema de las fanpage es otro punto que suele confundirse con los blogs y es que tener un espacio en el .com no es lo mismo que vincular a tu perfil una página que habla de temas maternales; si estas pensando en abrir un blog debes saber que no bastará tener solo un espacio en esta red social, facebook, instagram, twitter son solo vehículos hacia donde puedes canalizar y compartir tus contenidos, eso sí, muchas ganas de informar y contar, ya sea como un diario personal o apoyándote en especialistas que guien a tu público lector, te ayudará muchísimo.

 

Toma un tiempo para que  alguna marca se fije en tu contenido y va a depender de ellos mismos elegir con quienes desean trabajar y formar alianzas, al fin y al cabo es tu palabra la que prevalecerá; en mi caso por ejemplo no recomiendo ninguna marca o servicio que a mis hijos o a mi no nos gusten o hayamos probado, con la que mi familia se siente realmente contenta y no sea simplemente un espacio pagado de publicidad.

 

Tener un blog requiere tiempo, dedicación, programación; aunque existan momentos en los que no se te apetezca publicar nada (acá te comparto algunos tips cuando tengas lagunas mentales) tarde o temprano si es que realmente te apasiona escribir, terminarás volcando tus pensamientos y conectando de una u otra manera con tus lectores.

 

Por eso, mi consejo es que primero definas que es lo que deseas tener: un fanpage donde también puedes volcar tus experiencias  que no te tomará mucho tiempo actualizar o un blog al que igual deberás alimentar con el contenido que tú quieras darle.

 

Pero lo mejor de todo este mundo blogueril es esa satisfacción de saber que ayudas a otras mujeres como tú, con las mismas dudas y los mismos temores y que quizás en el camino encontremos diferentes maneras de criar o de ver las cosas a lo mejor discrepemos en muchas otras pero al fin y al cabo nos une un mismo fin: el infinito amor hacia nuestros hijos.

Si tienes alguna duda no dudes en escribirme.

 

No tags

5 Tips para escribir posts cuando te falte la inspiración

Por Posted on 3 m read

Recibo mucha información en mi bandeja de entrada acerca de algunos temas y algunas marcas que la verdad con eso tendría siempre al día el blog subiendo notas de los demás pero no es mi estilo. La mayor parte del contenido de este blog viene de mis experiencias personales y justo ahora que estoy escribiendo esto, acabo de añadir un tip mas a la lista de 5 por lo que ahora les regalaré un sexto para esos días (y los hay creánme) en los que te sientas invadida por lagunas mentales.

 

1) Haz una lista

Y esto incluye de todo lo que se te venga a la cabeza, yo suelo anotar en el block de notas del celular y luego llevo varios borradores pendientes en salir alguna vez a la luz en el blog. Cuando tengas una idea, apúntala! Siempre de esas ideas pequeñitas surgen los posts mas brillantes y llenos de feeling que tanto nos gustan, además el hecho de tener varias listas a la mano te dará el chance de poder coger cualquiera de ellas y terminar lo que comenzaste.

 

2) Busca en Pinterest

La verdad es de que Pinterest es una herramienta que nunca falla, está llena de ideas maravillosas, todo lo que puedas imaginar lo encontrarás ahí, yo la había tenido abandonada buen tiempo pero ya volví a instalarla en mi cel y siempre tendrás tableros que navegar, desde fotos, DIY, comida, recetas y muchos etc. corre a verla ahora mismo!

 

3) Dale una nueva vida a tus posts mas exitosos

Este es uno de mis favoritos, ya que siempre puedes volver a leer aquel posts con el que tus lectores se engancharon muchísimo, seguro a sido uno de los que tiene mayores visitas; entonces es momento de darle vuelta a la tortilla y reescribirlo contando tu experiencia actual. Por ejemplo, uno de mis últimos posts exitosos a sido “Mi vida entre calzoncillos” quizás dentro de unos años ya deje de ser azul (y cruzo deditos), entonces será motivo de darle un giro especial a aquella entrada 😉

 

4) Hecha mano de tus propias experiencias

Nunca dejes de lado tus propias experiencias, no porque les vaya a interesar o no tu vida a los demás, sean éstas buenas o malas (por la misma puerta que salen los miedos entra la felicidad, es una de mis “quotes”) anótalas y cuando creas que sea el momento compártelas, estoy segura que muchas sienten o sintieron las mismas emociones tuyas y hacer catarsis las unas de las otras es una terapia magnífica!

 

5) Lee a otras blogueras 

Me gusta mucho leer a mis blogueras favoritas (si, también sigo a muchas) y una de las cosas  que me gusta es cuando conectamos con algo tan personal suyo y que lo tomo por mío 🙂 cuando lees (ya sea un libro, un periódico, una revista o un blog) te nutres de mucho, eso si, no hagas un copy paste de sus ideas, crea las tuyas estoy segura que tienes mucho que decir también.

 

6) Y por último: DATE UN RESPIRO!  

Apaga ese celular, ve de viaje (no es necesario ir a la India) reconectate contigo misma, incluso ir al café sin los hijos ayuda, a mi me gusta escuchar el sonido del mar, la brisa, viajar a mi tierra también es un gran alivio, reconectame con mis raíces; regreso recargada de energías y de muchas experiencias y contenido por compartir. Por si no te funciona ninguna de las anteriores estoy segura que éste último punto no fallará.

 

Ahora sí, a escribir esa entrada que tienes pendiente, ese libro que aún no te animas a comenzar o quizás a terminar y manos a la obra! Estoy segura que alguna de estos tips te servirán 🙂

Viaja al norte con niños y nada con las tortugas en Ñuro

Tenemos un país tan hermoso por conocer, rincones de cada pueblo que visitas que nos queda chico conocerlos todos, pero encontrar esos destinos soñados solo es cuestión de atreverse y dirigirse a por ellos.

Hace poco volvimos con nuestros hijos al norte del Perú ( a ellos les encanta la playa  y el calorcito) en realidad les fascina viajar, y ya antes habíamos visitado Cusco en familia (pueden ver nuestro viaje aquí —> Cusco con Niñosasí que una de mis actividades pendientes era nadar con las tortugas.
Fuimos directo a Piura y de ahí tomamos un bus que nos llevó a Máncora, siempre nos hospedamos en el Royal Decameron muchos días y sabíamos muy bien lo que queríamos hacer en esa semana de relajo.
El Ñuro se ubica a 23 km. al sur de Máncora, unos 45 minutos desde donde nos encontrábamos que era Punta Sal; nosotros conseguimos un taxi que nos recogió del hotel, nos llevó, esperó y recogió a nuestro ritmo, no casi tomamos los tours porque con los chicos nos gusta ir a nuestro ritmo y los precios son mejores.
Para ingresar al puerto solo debes pagar una tasa mínima de S/ 10 soles que te da el derecho de entrar al muelle, saltar y bañarte con las tortugas. Los chicos estuvieron un poco temerosos, pero las tortugas verdes del Nuño están familiarizadas con los turistas y los mismos pescadores que les lanzan comida para que se mantenga dentro de la zona y podamos interactuar con ellas.
 
 
 
LO QUE TE RECOMIENDO:

 

  • No pondría una edad promedio en los niños ya que dependerá de ellos si quieres entrar o no, los mios fueron con 7 y 6 años pero vi niños mas pequeños, todos entran con flotador pero si saben nadar como que ya se sienten mas seguros.
  • Las tortugas pasan tan cerca tuyo que aunque te rozan recomiendan no tocarlas ya que aunque son amigables no debemos molestarlas.
  • Puedes optar por los tours que te ofrecen subir a un barco o velero y llevarte un poco mas alejado del muelle pero a mi me pareció lo mismo, ya es decisión de cada uno.
  • Recomiendo llevar el protector del agua para el celular (aunque afuera los venden) y cargador de batería, a nosotros se nos apagó el cel 🙁
  • Y por último si tu niño no quiere entrar no insistas, las tortugas pueden parecer muy lindas pero hay a quienes les da pavor.
Por ejemplo Vasco estuvo muy animoso pero cuando las vió entró en pánico por lo grandes que son y aunque se metió al agua se salió al toque, Rodrigo si se divirtió mucho mas.
Y por si creías que no era un destino ir con niños ya viste que no, atrévete y disfruta de todo lo que tenemos, puedes ver nuestro post de —> Cómo planear tus vacaciones en familia y escápense juntos.
Un beso.

 

Mi vida entre calzoncillos

Recuerdas aquella vez que te enteraste que tu primogénito sería varón? Todos tenemos casi la misma premisa en cada hijo, el primero siempre es un: “lo que venga pero sanito” ya con el segundo las expectativas aumentan y pasamos a desear en algún momento lo que creías sería lo correcto, lo opuesto, el complemento.
Pero quien eres tú para decidir lo que el destino tiene preparado para tí? Yo que pensaba que el balance perfecto era ése, cuando llegó mi segundo hijo (hombre) me topé con la grata sorpresa que puedo perfectamente encajar en ese mundo lleno de calzoncillos.
Y es que a quien no le agradaría que la llamaran princesa todo el tiempo? incluso andando en pijama y recién levantada, tener la certeza que siempre serás la primera mujer en sus vidas (si, ya se que exagero un poco con esto pero es la verdad rsrsrs) aunque tengas que aprender junto a ellos a orinar de pie, apuntando siempre hacia adentro (una ardua hazaña creánme) y hasta olvidarte de las muñecas para pasar a ser la villana en una vida de súper héroes, dragones, piratas y hasta mangas japoneses (Ahora soy la mamá del cuarto Hokage, alguien me entiende? rsrsrs)
Imagino que esto es solo el comienzo de toda lo que vendrá y es que no hay nada como sentirse la Reyna de la casa en la vida de mis 3 calzoncillos.

 

No tags

Aventura en Lunahuaná

No hay nada como darse un buen tiempo para una misma (eso no entrará nunca en discusión) siempre es bueno desestresarse de vez en cuando, respirar aire fresco, conocer nuevos lugares y que mejor en compañía de tus amigas de la infancia.
No quería dejar de compartirles un poco de lo que fue mi día en Lunahuaná, sé que para las que tienen niños pequeños aún puede resultar un poco imposible, pero yo con mis dos chicos ya un poco grandes y con papá de la mano pude darme este full day, atreverme a hacer cosas que ni pensaba y relajarme como se debe, después de todo una vez al año no hace daño verdad.
Para todas las que me siguen en snapchat, sabrán que esa escapada fue algo que lo habìamos planificado con toda mi promo del colegio (no digo el año que somos que luego todas me matan jaaaa) decidimos hacer nuestro reencuetro fuera de los salones, fuera de los almuerzos, cenas y claro fuera de Iquitos, ya que estuvimos en su mayoría las que vivimos en Lima.
Para ello contratamos a la empresa Servicios Turìsticos South Pacific Travel SAC-Perù, quienes fueron los encargados de llevarnos desde Lima hasta Lunahuaná y hacernos todo el paquete turístico que escogimos con anticipación; debo decir que el servicio a sido fenomenal, nuestro guía Arnold se comportó de lo mejor, súper atento y siempre pendiente de todas esas mujeres alborotadas con las hormonas a mil.
Y hago hincampié en Arnold (pueden preguntar por su servicio si deciden contratar algún paquete), porque yo precisamente ese día no me encontraba muy bien, y estuve casi todo el camino un poco indispuesta, él siempre estuvo pendiente de cada una de nosotras, gracias Arnold 🙂
Ahora sí les muestro un poco de lo que hicimos y nos atrevimos a disfrutar, a ver si se animan y arman un grupo para que la pasen bonito.
Nuestra primera parada fue en el muelle de Cerro Azul, donde estiramos un poco las piernas, el recorrido no es tan lejos y de paso aprovechamos en hacernos las primeras tomas de rigor.

 

Aquí están las valientes, yo como siempre atenta al móvil para captar las instantáneas.
 
La siguiente parada fue hacer Canopy, que es un deporte de aventura cuyo objetivo es realizar una experiencia ecológica deslizándose de un extremo a otro mediante cables y un equipo de seguridad pudiendo sentir la sensación de volarrrr; déjenme decirles que una vez montada no sientes nada, ni revoltones en el estómago (yo pensé que vomitaría) ni nada, llegas en un abrir y cerrar de ojos que la regresada (si, es ida y vuelta) ya la disfrutas mucho mas, yo lo volvería a hacer.
Luego hicimos canotaje, el recorrido duró casi 1.30 hr. y como vas tan atenta a remar, seguir las indicaciones del guía y disfrutar del paisaje no sientes la hora. Esta época de noviembre el río no está a tope, es en la temporada de verano: enero, febrero, marzo que hay mas caudal y se pone mejor; para mi estuvo bien, incluso hay quienes llevan a sus niños desde los 3 años de edad, aunque particularmente me parecen un poco pequeños considero que ya cada quien lo decida, imagino que podría gozar con ellos ya un poco mas grandes.
Aquí estoy con mis amigas de todas la vida.

 

Finalmente hicimos cuatrimotro, éramos 13 chicas y todas íbamos en fila india, algunas mas avezadas (como yo jaaaa) pasando a las demás, pero todas nos divertimos muchísimo.
Luego nos dió la hora de almorzar, la mayoría degustó los camarones típicos de la zona, ya mas tranquilas terminamos dando un paseo por la zona de apicultura y el viñedo del pueblo. Regresamos muertas en verdad, casi a las 10 de noche caí rendida, mis chicos los 3 ya estaban durmiendo.
Sin duda es un súper plan que recomiendo para pasarla en grupo con amigos o familia, tienen que hacerlo alguna vez, de aquí me espera mi reencuentro en mi Iquitos querido en diciembre como tiene que ser con la mayor´´ia de las chicas y obvio que estaré ahí 🙂

Ya me cuentan, un beso.

 

La Casa de los Titiriteros

Este lugar es uno de esos destinos a los que no debes dejar de ir alguna vez, si buscas un poco de tranquilidad y sosiego, naturaleza y diversión, si lo tuyo es la onda zen y simplemente deseas darle un sentido diferente a la habitual rutina, ésa en la que nos vemos involucrados casi por inercia todos los días.
Ya teníamos pensando como queríamos comenzar el año, nuestro único requisito era estar todos juntos y hacerlo en un lugar diferente; las fiestas en éstos primeros años, bueno salvo algunas excepciones se dejan a un lado y optamos por actividades que podamos compartir con nuestros hijos.
Fue así como llegamos a La Casa de los Titiriteros, en primer lugar sabíamos que lo que queríamos era acampar, es una de esas cosas que quieres hacer sí o sí y no hay mejor forma que hacerlo con ayuda de tus pequeños.
Una vez instalados (a sido nuestra primera vez acampando con nuestros hijos por que yo fui scout así que en casa ya la habíamos armado y pasado una noche dentro de la carpa por si las moscas), entonces una vez que ya tienes todo bajo control puedes ir a bañarte en el río que está cerca si es que es época, si no, un paseo explorando las piedras será magnífico.
La noche ya estaba asegurada, tenían programado un espectacular baile de luciérnagas, lo cual llenó de ilusión los ojos de #MisChicos (y los nuestros también) pudimos verlas, ahí en medio de la oscuridad, con la luna alumbrándonos, sin linternas; en estos momentos es cuando te das cuenta que también puedes ser luz y que no hace falta brillar demasiado para demostrar cuan grande puedes ser, realmente creo que las luciérnagas lo fueron todo para nosotros, no pudimos captarlas con la cámara y es que al mas mínimo barullo se escondían pero si las vimos y sentimos su presencia, habían millones!!!! Te imaginas a tus hijos diciendo: Allí está una, y allá otra, y otra! Sin palabras…..
Esto fue mas o menos lo que vivimos 
 
Y ésta fue nuestra programación (No hubo motivo para no pasarla bien)
Proseguimos la velada (pensada en niños mas que todo) con un acto de teatro donde compartimos grandes y chicos, luego vino la cena, un poco de comida vegana por aquí, un poco de pato por allá, probamos de todo, era la primera vez que comía falafel (Albóndiga de pasta de garbanzo muy especiada que se sirve a menudo dentro de un pan pita)
A esa hora, aproximadamente media noche #MisChicos ya estaban rendidos de tantas emociones, los acostamos en la carpa y lo que siguió fue la fogata (realmente lo pensaron en todo) allí ya mas adultos que niños pudimos entrelazar nuestras manos y pedir al Dios del fuego que nos envíe su luz y nos guíe por todo el año que vendría; no hubieron uvas, ni cuetones, ni lista de cosas por cumplir como solíamos hacerlo, solo fuimos nosotros en medio de todo.
Al día siguiente muy temprano, lo mejor para mí fue recibir los primeros rayos de sol con una clase de yoga, mi primera clase de este año, mi propósito fue ese, comenzar a hacer algo que nunca había realizado, pude sentir mi OM vibrando dentro mío, ese sonido que de tan solo escucharlo te armoniza y te da paz, fue realmente lo que buscaba.

 

No pensamos ver tantas familias con niños, pero para quienes buscan realmente algo diferente y mágico no dejen de visitar La Casa de los Titiriteros, no queda tan lejos de Lima y siempre tienen actividades pensadas en la familia, ahora por ejemplo tendrán un full day para las pascuas, les dejo la info por si se animan.
Lugar: Antigua Carretera Central Km. 56 Tornameza – Distrito de San Bartolomé

 

Un beso,

 

Viaja a Cusco con niños

Cusco es mi segunda ciudad favorita del Perú (la primera obvio que es mi Iquitos querido) pero si vez pensaste en recibir alguna fiesta importante, donde puedas llenarte de la energía que necesitas, Cusco sin pensarlo dos veces debe ser tu destino; tanto si decides viajar sola o si ya tienes familia, los niños no tienen por que ser impedimento de poder ir a los lugares que anhelas.

 

Sé que puede darte miedo la altura, el soroche, las caminatas (todo esto en realidad choca mas a los adultos) en mi experiencia fue lo que pasó, mis dos chicos disfrutaron del Valle, las montañas, ese clima tan rico que te abriga, te acoge y por supuesto la naturaleza en todo su esplendor, la que sufrió con los mareos fui yo (si, la próxima vez tomo mi sorochin).

 

Lo que quiero comentarte es lo que decidimos hacer nosotros en nuestro primer viaje con niños a la ciudad imperial, nos fuimos directo al Valle Sagrado de los Incas, Urubamba es menos altura que Cusco ciudad por lo que las probabilidades de que los niños puedan correr, saltar ir de aquí pa llá sin la temida agitación y soroche estaba casi controlada; llegando al aeropuerto hicimos el respectivo city tours por Plaza Mayor, las Iglesias vistas de fuera, disfrutamos de las comparsas propias de las festividades y luego enrunbamos a la Casa de la Chola .
Casa de La Chola
 

Un lugar súper acogedor, como estar en tu propia casa; sus anfitriones amables y siempre atentos a tus requerimientos (más aún si estas con niños) tienen un par de mascotas adorables (Chola y Merlín) para que puedan jugar y divertirse. Te imaginas despertar y desayunar con esa vista? el hospedaje se encuentra justo en medio de todo lo que tienes pensado visitar; a un paso de Ollantaytambo, un par de horas de la ciudad, cerquísima a la estación del tren por si desean ir a Machupicchu (nosotros dejamos las ruinas para una próxima oportunidad) pero disfrutamos de los salares, trekking por las cercanías, Sacsayhuamán y demás circuitos, para los mas aventureros las cuatri, canotaje y cataratas están a la orden del día, en realidad un sin fin de cosas que podemos hacer allí en realidad ubicado en el punto preciso,

La vista maravillosa
 Los anfitriones: Ciara, Tony, la Chola y Merlín
 
 Las noches junto a la fogata pueden convertirse en interminables
 

 

Nosotros con solo sentirnos como en casa y tener esa vista privilegiada estuvimos mas que satisfechos, pueden ubicarlos por aquí ——–>Casa de La Chola – Valle Sagrado de los Incas – Urubamba – Cusco
Contacto: 989 822 956
http://www.casadelachola.pe/

Ahora los dejo con algunas de nuestras imágenes memorables y lo bien que la pasaron nuestros niños, después de todo tenemos la capacidad de ser felices en el lugar que nos encontremos.

Ollantaytambo- Como parte de nuestra anécdota favor antes de subir llevar a los chicos a los servicios higiénicos, no les vaya a pasar como a nosotros en medio camino papá bajó con uno y en la cima le entraron las ganas las ganas al segundo :S

 

 

Ese preciso momento cuando intentas cargarte de la energía de la piedra recibiendo los rayos solares y capturarla en una toma, pero por ahí se esconde un hijo, la sombra del segundo es inevitable que aparezca y tu instagramer husband intentando hace su mejor esfuerzo!
 Toboganes de piedras naturales para chicos
 
Toboganes de piedras naturales para todos!

Un beso!