Sobre cómo viajar en avión con niños y sobrevivir a las miradas de los no padres

El otro día leí un tweet de una españolísima de la farándula (persona a quien por supuesto sigo) ya que me agrada el espíritu irreverente y directo que suelen tenerlo, parecía que venía de regreso a Perú, la noté un poco cabreada (enojada) a mi parecer muy inocente dijo algo similar a: “por que los padres no educan a sus hijos a comportarse en el avión?”  por lo que misma madre aludida decidí hacerle una sola pregunta: No tienes hijos cierto? (pregunta que por supuesto jamás me respondió) rsrsrsrsr uno siempre escribe deseando que le den bolilla hahaha, ese comentario me dejó pensando y pensando, efectivamente tengo entendido que aún no tiene la dicha de ser madre y creo que como muchas de mis amigas solteras tienen otra visión de la vida (y de los hijos) que cambia automáticamente cuando te conviertes en mamá de uno de ellos.
Si, tu chip sufre un colapso a tal punto que todas las cosas, tips, artilugios que te propusiste hacer con ellos en algún momento puede que no funcionen, más lo importante no consiste en dejar de hacerlo, sino más bien persistir en ellos siempre que se trate de corregir y/o enseñar, puede que el método que empleas no llegue a ser el adecuado, entonces debes probar algo diferente que vaya con tu pequeño pero nunca tirar la toalla, es como cuando luchas con el momento de la hora de dormir, dejar la teta, el primer día en la guardería, en fin.
Yo, que suelo volar un par de veces con los chicos y sufrir en carne propia el temor anticipado de no poder controlarlos en ese par de horas arriba (por suerte ahora están un poquitín más grandes – el último tiene 2 años) no es que se sienten y no se muevan pero cargo todas las hojas, colores y distracciones para entretenerlos y aún así se las ingenian para salir del cinturón, ir al baño a la vez y explorar por el pasillo, aunque aún recuerdo cuando eran pequeños y no dejaban de llorar; puede que la experiencia de viajar sea como ninguna pero también debemos tener un poco de paciencia y comprensión con los demás, especialmente con los padres.
Justo hoy leí el post de The Matt Walsh Blog “Dear parents you need to control your kids, sincerely non parents” (si, está en inglés, sorry) nos cuenta que se encontró en un super mercado con este tipo de personas, que se escudan en palabras (las cuales probablemente llegan a tus oídos) al hacer comentarios parecidos al que leí en el tweet y algunas veces a pasado que te sientes la peor madre del universo por no saber aplacar el llanto, berrinche, incomodidad de tu pequeño especialmente en un lugar público, por que sí, ellos escogen el lugar perfecto para poner a prueba nuestra paciencia.
Si estás interesada en el post en español, te lo dejo para que le des una chequeada, es un poco extenso pero vale la pena leerlo, no nos avergonzemos, todos pasamos por esto y los chicos crecen y deben crecer sabiendo como dice Matt que tú puedes ser: una mamá ninja  tranquila y equilibrada pero severa y siempre al mando de todo.
Y ustedes han pasado por algo similar alguna vez?
Aquí el post de Matt traducido 🙂
“Queridos padres, necesitan controlar a sus hijos. Con cariño, los no-padres”

Al fan que perdí ayer:

No te debo una explicación, pero creo que debo ofrecerla de todos modos. Lo hago más por ti que por mí. Verás, tal ve…z, como lo sugeriste luego, yo estaba de mal humor. Tal vez pude haber sido un poco más educado. Tal vez soy más sensible a eso ahora que tengo hijos. Tal vez estoy harto de escuchar estos comentarios acerca de los padres. Puede que sepa que mi esposa tenga que llevar a los gemelos con ella cuando va de compras, así que fácilmente ella podría estar en el extremo receptor de tu intimidación. Tal vez lo tomé personalmente.

En cualquier caso, ahí estaba yo, caminando por los pasillos de la tienda buscando los ingredientes para una receta de chile que quería probar. Oí al niño gritando a la distancia; toda la tienda lo oyó. Era un berrinche, una pataleta, un arranque — ocurre. Los niños pequeños son notorios por perder la calma en los momentos más inoportunos. A nadie le gusta oírlo, pero sucede. Estás haciendo mandados con tu pequeñín, todo está bien y de repente entra en modo caniche rabioso. Es humillante y agotador emocionalmente, pero ¿qué se puede hacer? ¿Sacar un acuario enorme a prueba de sonido y meter ahí a tu hijo para que nadie pueda oírlo chillar? Esa es una posibilidad, pero la logística no siempre funciona. Un poco más realista, la tribuna probablemente espera que dejes todas tus compras e inmediatamente corras al estacionamiento con el fin de salvarlos de tener que lidiar con el espectáculo. Pero no siempre es así de simple; tal vez no tienes tiempo para concluir toda la operación solo porque Billy entró en trompo.

No era tan fácil para la madre de este niño. Finalmente me encontré con ella en el pasillo de frijoles. Ella tenía un carro lleno de comida, un niño sentado en él y otro caminando a su lado. Bueno, él no estaba realmente caminando sino más bien convulsionando y golpeando como si hubiera inventado una danza interpretativa bizarra y muy enojada. Él estaba molesto por algo, de lo que deduzco tenía que ver con un cierto tipo de cereal que deseaba adquirir y que su madre se negaba a comprar. Sentí su dolor, pobre niño. Mi mamá nunca me compró cereales azucarados tampoco — “caramelos de desayuno”, los llamaba. Ella solía comprar cereal Cheerios — “cartulina de desayuno”, lo llamaba yo.

Sentí el dolor de la mujer aún más. Ella podría sobornar a su hijo para que se calle, pero ella se mantenía firme. Bien por ella, pensé. Claro, si ella accediese a sus demandas, mi experiencia de compra de frijoles sería un poco más placentera, pero yo la estaba apoyando de todas formas. No todo el mundo sentía lo mismo, al parecer.

Te conocí unos minutos antes. Me dijiste que eras un fan. Hablamos por un momento, parecías bastante agradable. Luego nos cruzamos otra vez allí por los frijoles y el niño gritando. Supongo que pensabas que éramos amigos, que podías confiarme tus pensamientos más profundos. Tú miraste hacia la madre y el niño, luego a mí, rodaste los ojos y dijiste en voz alta: “hombre, algunas personas necesitan aprender a controlar sus p***** hijos.” La señora definitivamente podía escucharte, pero supongo que ésa era tu intención. Tenías la expresión como si estuvieras esperando un cinco. “Sí, amigo, dame esos cinco, pusiste en su sitio a esa joven madre y a su hijo de tres años! Lindo!” ¿Así pensaste que respondería? ¿Qué es lo que te hizo pensar que reaccionaría de esa forma? Eres el segundo extraño en los últimos meses que me dice algo sobre una madre con un niño pequeño haciendo berrinche.

Sí, no respondí como esperabas. En cambio, te ofrecí una sugerencia útil: “hombre, algunas personas necesitan aprender a cerrar sus bocas, cuidar su lenguaje y ocuparse de sus asuntos”. Me miraste como herido en tus sentimientos y luego murmuraste algunas palabras— como suelen hacer los cobardes— y te alejaste. Más tarde ese día me enviaste un email, amenazando con decirle a mis oyentes que yo soy “abusivo” y “basura”. Bueno, ahora estoy a un paso por delante. Ahora, todo el mundo conoce mi vergonzoso “abuso”. Que ellos decidan quién es el matón: quien vulgarmente insulta a una mujer mientras ella está tratando con un niño difícil, o el tipo que dice al que insultó a la mujer que se calle y desaparezca?

Luego que te fuiste, la cosa empeoró cuando el niño tropezó con un estante y un montón de cosas cayeron al suelo. Empecé a ayudar a recogerlo todo, pero ella me dijo que quería que su hijo lo hiciera porque él fue quien hizo el desastre. Touché, señora. Bien jugado. Mucha gente hubiera cedido a la presión de tener al enano vuelto loco en el pasillo 7, mientras todo el mundo se detiene para ver, pero esta señora se quedó fría y serena. Fue una actuación inspiradora, y qué mal que no entendiste nada porque tu débil mente sólo puede calcular la ecuación de esta manera: niño se porta mal = mal padre.

No soy matemático, pero ese cálculo no tiene sentido. Un chico loco en una tienda de comestibles no indica la calidad de sus padres más que un hombre que sufra neumonía después de pasar seis horas desnudo en la nieve indica la calidad de su médico. Las tiendas de comestibles están diseñadas para provocar berrinches. Toda esa comida azucarada, el brillante empaquetado, los juguetes, los dulces, es un campo minado. La pataleta ocasional es inevitable, la verdadera prueba es cómo lidias con ésta. Esta madre lo manejó como una profesional. Ella era una mamá-ninja; tranquila y equilibrada, pero severa y al mando.

Mira, creo que hay dos tipos de personas que se burlan y critican a los padres cuyos hijos hacen rabietas en público. El primero es — de lo que he asumido basado en tu edad (19? 20, tal vez?) y lo que dijiste en tu correo electrónico— tu tipo: no-padre que piensa que, si alguna vez tiene hijos, descubrirá la fórmula secreta que evitará que su hipotético hijo o hija llore delante de otras personas. Luego ellos escudriñarán y castigarán a los padres reales por no tener esta fórmula falsa, imaginaria, imposible, inexistente. Este tipo de no-padres no se da cuenta que a menos que planeen hacer uso de un bozal y una camisa de fuerza, no hay nada pueden hacer para que los niños sean a prueba de berrinches.

OK. No-padres ignorantes, que no saben lo que hablan, imponiendo normas ridículas sobre padres reales porque les hace sentirse superior. Lo entiendo. No me gusta, pero lo entiendo. Tan malos como ustedes sean, no son nada en comparación con el segundo tipo: padres reales con hijos que juzgan a otros padres, como si nunca hubieran estado en esa misma situación. Un anciano se quejó conmigo de los bebés que lloran durante la misa. Él dijo: “cuando nuestros hijos eran bebés, no tenías este problema.” Interesante. Al parecer los bebés no lloraban en los años 50. El asunto de “bebé llora” es una nueva moda, al parecer. Estas personas que tuvieron hijos hace tiempo parecen tener una memoria selectiva cuando se trata de sus propios días de crianza de niños pequeños. También tienden a descartar el hecho que la crianza moderna presenta desafíos únicos, algunos de los cuales no existían hace varias décadas. Siempre me gusta la gente mayor que pontifica sobre cómo sus hijos no estaban “adheridos a la electrónica” como los niños en la actualidad. Probablemente sea cierto, pero principalmente porque, bueno, no tenías electrónica. Tenías una tostadora y un televisor blanco y negro con 2 canales, los cuales eran bastante fáciles de regular. Pero, claro, felicidades por no dejar que tus hijos usen cosas que no existen. En esa nota, tengo una estricta política anti “máquinas del tiempo ni tablas hover” en mi casa. Se cumple rigurosamente. Estoy pensando en escribir un libro para padres: “Cómo a detener su niño de convertirse en dependientes sobre tecnología que no es inventado todavía”.

De todos modos, escucha, no creo que tú, de todas las personas, debería decirle a otros lo que “necesitan saber”. Si te hubieras callado y prestado atención, te hubieras dado cuenta que pudiste haber aprendido mucho de madres como la que nos encontramos ayer. Sé que tengo mucho y mucho que aprender como padre joven, por eso siempre estoy preparado para que los padres más experimentados me enseñen una cosa o dos, incluso si ellos no saben que lo están haciendo. Ser padre es la cosa más fácil del mundo sobre la cual tener una opinión pero es lo más difícil de hacer en el mundo. No deberías juzgar a los padres cuando tú no eres uno, por la misma razón que no te sientas a acosar a un arquitecto mientras elabora el plan para un nuevo rascacielos. Sé que los edificios generalmente no se deberían caer, pero no tengo la menor idea de cómo diseñar uno, así que sólo conservaré mis opiniones sin valor arquitectónico para mí mismo.

Esa es una estrategia que podrías considerar adoptar.

En cualquier caso, un placer conocerte.

No tags

Presenciemos el Equinoccio de Primavera

Es una de esas palabras extrañas pero que suenan interesantes y podemos incluir en el vocabulario de nuestros niños (y el nuestro también), para los desconocidos de la materia meincluyo  la palabra equinoccio proviene del latín aequinoctium y significa «noche igual».
 
Es decir, los equinoccios son el instante (o la fecha, en un sentido más general) en que suceden determinados cambios estacionales, opuestos para el hemisferio norte y el hemisferio sur; épocas en que los dos polos de la Tierra se encuentran a igual distancia del Sol, cayendo la luz solar por igual en ambos hemisferios.
 
En las fechas en que se producen los equinoccios, el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra.

                                      Iluminación de la tierra por el sol el día del equinoccio

 


Dicho esto y ya que este domingo 22 de setiembre a las 3:44pm se da inicio a la primavera en el hemisferio sur, el Planetario Nacional IGP a preparado un tema referido a esto que se titula: “Equinoccios y Solsticios”.
Se proyectan todos los domingos a las 2pm. Pero recuerden que también hay otros temas según su horario:

10am : Nuestro Sol
11:30am : Tanabata: Historia de amor entre dos estrellas
2pm : Equinoccios y Solsticios
3:30pm : Constelaciones de verano: Orión.
 
No dejen de ir y pasar un domingo diferente e interesante y recibamos con los brazos abiertos a la Primavera 🙂  (con el perdón de los alérgicos).

 

No tags

Rememos con Lucía

Hace un tiempo había visto publicaciones sobre Remando con Lucía, así que quise saber un poco más acerca de ella; cuando visité su fanpage sabía que se trataba de alguien especial que necesitaba constantemente el apoyo de todos y me sentí agradecida de haber investigado un poco más, decidí escribir a su mami Hilda Buller para que me contara (claro si ella quisiera) y quizás poder ayudar si quiera un granito con mis publicaciones.
 
Ella, muy amablemente me comentó que la pequeña Lu está en terapias constantes, un sin número de evaluaciones y algunas operaciones desde que nació con parálisis en su sistema motor, ellos en toda su búsqueda por sacarla adelante encontraron un tratamiento alternativo en Ecuador con un médico Cubano, los resultados se hacen notar y gracias a ello ya no viajan cada 3 meses sino cada 5 para el tratamiento que dura todo un mes! me pongo en los zapatos de Hilda y pienso que igual que ellos moveríamos cielo y tierra por la mejoría de nuestros hijos.
 
 
Remando con Lucía nació junto con familiares y amigos que los apoyaron desde un principio y la idea de la asociación es ayudar a un grupo de 25 niños aproximadamente en Ventanilla con similar discapacidad que sólo reciben terapia en grupo los sábados, implementar un espacio que por ahora es prestado para que puedan usarlo todos los días.
 
Me uno a Hilda cuando me dice: “tanta ayuda y buena vibra que recibimos, siempre es bueno devolverlo de alguna manera”  esta es mi manera de aportar por el momento, espero que sume y no dejen de ir este domingo al evento benéfico que están organizando el Toro day III , habrá también un show de Dark Side por si quieres conocer acerca de la “fuerza” y vencer el lado oscuro, entre tantas otras cosas lindas.
 
 
 
 
 
 
 
 
No tags

Miss Rosi en Iquitos

 
Quien no escuchó a Miss Rosi alguna vez? seguro la escuchan infinidad de veces ya sea por que tienen hijos, sobrinos, pequeños y tararean su música al igual que yo, no sabía acerca de sus orígenes ni la calidad de persona que es, a veces cuando escuchas música te encandilas con la voz y melodía y creas tu propia imagen (fue mi caso) no la conozco en persona pero me fio de quienes si, por que vamos a ser sinceras, nos conocemos (realmente) unos a otros por lo que trasmitimos a los demás, la energía, sencillez y buena vibra es un aura poderosa que va mas allá de uno mismo.
 
Tengo que decir que su presencia llegó de forma positiva a nuestras vidas y digo nuestras, por que si bien es cierto no es directamente a  mi a quien inpregnó su simpatía, amistad y ganas de seguir adelante sino a alguien muy cercano a quien adoro con todo el alma y me alegro de que haya sido así.
 
Pero vamos a los hechos, la experiencia de Rosi Estremadoyro es amplia, así como su repertorio musical, usa su guitarra y su voz para sumergirnos en un mundo olvidado, nuestro niño interior, que puede reir, saltar, revolcarse, llorar y suspirar con o sin motivo, eso que decimos que llevamos dentro.
 
En esta oportunidad Grafik Producciones y la Dirección Desconcentrada de Cultura Loreto los invitan a participar en un taller de inteligencia musical para profesores el día 21 de setiembre y el día 22 ofrecerá un Show infantil educativo, donde los niños cantaran y aprenderán movimientos de relajación con ella, habrá también un cuentacuentos musicalizado del Osito Teddy; además podrán adquirir todo su material y autografiado 🙂
 
Están todos invitados, no dejen de ir con sus pequeños.
 
Lugar: Auditorio del Colegio San Agustín
Costo: S/. 3o.oo
 
 
No tags

No te rías mamá

Estábamos camino a la clínica para el respectivo pinchazo anual de las vacunas, mi pequeñin no estaba consciente aún de lo que significa aquello, ya que justo le agarraba el resfrío cuando correspondía la fecha de vacunación, entonces lo postergaba y lo postergaba; hasta que llegó el día en que se encontraba súper sano y me dije que debía aprovechar todas las vacunas que faltaban (bien mala yo no?).

Llegamos a la clínica y aunque estoy segura que no recordaba su última dosis, creo que en el fondo presentía por que mamá le hacía sentar en sus piernas en actitud sospechosa (bueno ya le había explicado antes lo de la vacuna); siempre digo que la que más sufre soy yo, les debe pasar lo mismo con sus hijos no? y pasó lo que tenía que pasar, brazo derecho y brazo izquierdo con parchecitos, él en un mar de llantos, con los brazos mismo robot estirados, ya que no los quería bajar ni que nadie lo tocara, mucho menos para ponerse el abrigo que ya era hora de volver a casa bien inmunizado.


Fue entonces cuando lo senté en mis piernas a esperar que se calmara, lo veía y sonreía por que no me esperaba eso, esperaba que llorase lo normal, no que se pusiera en plan robot, más luego de esperar un buen rato riéndome sin querer de su actitud, comprendí amargamente que debía respetar a ese pedacito de mi vida, debía respetar su dolor, su angustia, su ansiedad quizás al no comprender por que mamá lo llevó a que le metieran esa aguja horrible en su cuerpito, recordé aquella frase…

Su dolor era tan igual o parecido al que quizás yo pudiera sentir por alguna otra cosa, no tenía por que minimizarlo sólo por que era pequeño.


Lo tomé en brazos, no lo obligué a ponerse el abrigo, lo saqué hasta la salida y utilicé mi última arma en casos extremos, ofrecerle un chupetín, no soy de compensar con este tipo de obsequios, pero creo que su valentía y quizás mi sentimiento de culpa por haberme reído del momento ameritaban una distracción, total de vez en cuando no nos hace mal un dulce 🙂

Una gran lección en la que mi pequeño hijo, me enseñó a darle el valor a todas las cosas, por mas pequeñas que parezcan.

Besisss

Vane

No tags

Cocinar sin gas

El otro día parecía que todo andaba patas arriba, no sólo el gas se me había acabado, justo ese día estaba escaso, prometían que me lo traerían pero pasada la tarde y casi era la hora que mis chicos regresaran del nido y no había que comer :O , ya sé que bien hubiera pedido un delivery de lo que sea, salir a comprar la comida al peso que realmente pesa o resignarme al famoso pollo a la brasa, digo resignarme por que es lo que habituamos casi toooodos los fines de semana, así que durante la semana procuro brindar a mi familia comida sana y casera.
 
La idea del menú del día era Sudado de pescado (filetes) con su respectiva menestra, la ensalada la tenía fácil, verduras frescas que se hacen al toque y para mi suerte tenía el grill, la olla arrocera y el microondas que me salvaron del apuro (sí todos ellos conectados a la corriente)
Comenzé por poner en práctica mis clases microhonderas si es que existe esa palabra, no es que sea inútil en la cocina como para llevar clases pero había una desconexión con ese aparato ya que sólo lo usaba para calentar las cosas, entonces decidí llevar un par de cursos con el cheff Samsung 😉 dicho esto puse manos a la obra, empezé por hacer una leve modificación al menú del día Pescado al grill con puré de papas! si bien es cierto tengo los tiempos indicados por cada gramo de algo y tengo la función papas; aquí una salida rápida con mis pasos, creo q todos tenemos estos básicos en casa no? espero le sean de utilidad alguna vez 😉
  1. Sancochar las papas en el microondas en potencia normal unos 5 minutos previamente lavadas y pinchadas con el cuchillo, puse unas cuatro medianas en una bolsa transparente (esas de wong o metro para meter las verduras) hacer un nudo y unos cortes a la bolsa con el cuchillo para que no se infle, vas parando y probando que ya estén listas, eso dependerá del tamaño y peso de las mismas.
  2. Una vez peladas, prensarlas y colocar en la olla arrocera un poco de mantequilla y ajos, dorarlos y agregar la papa con la leche, sal al gusto y voilá, listo el puré.
  3. Con el grill el pescado se hace mas sencillo ya que es súper fácil y le da un sabor diferente al de la sarten como ahumado.
Espero le sean de utilidad alguna vez, sólo usamos un poco de ingenio, seguro que ustedes hacen cosas mas sricas, rápidas y sencillas, ya me contarán 🙂
 
 
 
No tags

Cambiando gritos por respiros – El rinoceronte naranja

Hace un par de semanas que leí el post del rinoceronte
naranja, ya muchas  mamis habían hablando acerca de ello, incluso algunas contaban orgullosas como habían conseguido dominar los gritos innecesarios hacia sus pequeños, varias se habían unido a esta historia de una madre que un día se dio cuenta que gritaba mucho a sus hijos y decidió dejar de hacerlo creando un reto al que llamó  The Orange Rhino
Challenge
 
 
 
Ella se propuso dejar de gritar a sus hijos durante 365 días, además en su blog lleva el registro de todos los días que lo a conseguido y que a la fecha ya suman 559 casi año y medio del día que comenzó su reto :O
En su blog podemos encontrar los 12 pasos para dejar de gritar a nuestros hijos que bien se puede adaptar a cualquier persona o situación y es que cuando uno empieza a subir los decibeles ya se vuelve costumbre, tanto así que ni lo notas a menos que alguien te lo diga y como tus hijos sólo tienen tu ejemplo, pues ellos empiezan a imitar tus “malas” costumbres.
Una vez mientras hacíamos cola en el cine, uno de ellos se me escapó de la vista y de la mano, yo, lo llamé gritando su nombre, a mi parecer (y seguro el de mi esposo también ya que no me dijo nada) todo era normal, no más cuando vi la cara del señor que se encontraba detrás nuestro me dí cuenta que esa no era la manera adecuada, menos en un centro comercial, ni en el centro ni en la casa, seguro mis gritos habrán retumbado más en el tímpano de aquel señor que en el de mi hijo que siguió alejándose.
Voy a ser sincera, leí el reto hace un par de semanas, decidí iniciar mi propio reto hace una, llevé casi dos (días) me caigo de espaldas creyendo que (bueno) lo intentaba, pero no caía en cuenta que enfadarse sin motivos (grandes motivos míos) como pintar la sala con lápiz cuando recién acaba de ser renovada o derramar la leche por que se ponen a jugar en la mesa, pues, son cosas que hay que seguir corrigiendo, lo estoy intentando, voy por el camino de hacerlo de una mejor manera, por que paciencia la tengo y ya muchas veces he respirado hondo, fui a mi habitación por una pausa y creo que son cosas que podemos seguir mejorando.
Así que voy a empezar mi reto con un par de días (ya se que suena poco) pero sé que la vida hay que saborearla poco a poco 😉 ya les contaré.
 
 
 
No tags

La regla de Kiko – guía para prevenir el abuso sexual en niños y adolescentes

No es que viva pensando en que algo así le pudiera ocurrir a uno de mis hijos, mis sobrinos o algún hijo o hija de algunas de mis amigas, no es que esté psicoseada con el tema por la constante información que leo, es más ni en mis mas hondos sueños desearía algo de esta naturaleza, aún cuando se vee tanta violencia ajena en las noticias, causan repugnación dichas atrocidades. Sin embargo creo firmemente que la información y prevención son nuestras mejores armas.
 
Hace poco leí atentamente el cuento: Kiko y la mano, aquí el personaje principal Kiko, nos explica acerca de “La regla de Kiko” una guía sencilla para padres y educadores acerca de como evitar el contacto físico inadecuado y explicarles como deben reaccionar nuestros niños cuando algo les incomode; un punto muy importantes creo es la comunicación padre-hijo por que si tu hijo no se siente seguro de contarte algo mucho menos va a querer hablar de un tema que no sea de su agrado.
 
Los invito a descargar el cuento y leerlo en voz alta a sus hijos, y para que nosotros los adultos estemos más informados no dejen de entrar a la web del Consejo de Europa www.laregladekiko.org
 
 

No tags

Kumbarikira – Preservando lengua indígena del pueblo Kukama Kukamiria

Si tienen la curiosidad de escucharla seguro se contagiarán del ritmo pegajoso y la letra coloquial de la misma, el video realizado en hip hop por niños, niñas y ancianos del pueblo Kukama Kukamiria (Cocama-Cocamilla) que pertenecen a la familia lingüística Tupí Guaraní, es uno de los pueblos con mayor presencia en la amazonía peruana.
 
La iniciativa realizada  por Create Your Voice, asociación sin fines de lucro que promueve el potencial creativo sostenible de las personas en situaciones de desventaja social mediante el arte, la música y el cine y de Radio Ucamara Nauta-Loreto, quienes desde hace un año manejan una escuela llamada Ikuari, cuyo propósito es enseñar el idioma mediante canciones y narraciones tradicionales; es un aporte audiovisual que cumple con su objetivo de revitalizar la lengua indígena que se encuentran gravemente afectada.
Según información del Ministerio de Educación, esta lengua junto a otras quince se encuentran en grave peligro de desaparecer.
 
He podido leer un comentario anónimo que decía : “Esta es la lengua que hablaban mis padres cuando eran niños. Cuando ellos hablaban en kukama, los profesores de entonces les castigaban, porque estaban obligados a hablar castellano. Esa es una de las razones por las que la lengua Kukama, actualmente no se habla como una lengua común, como se habla el Quechua en Cuzco, el Aymara en Puno” 
 
El video que se traduce como “compadrito” muestra a los chicos cantando en español y kukama  demostrando el orgullo que sienten de preservar su lengua originaria y su cultura.
 
Aquí el coro:


Kumbarikira urupukira
tsa kumbari utsu ukaima
kurachi wiri tima tsa katupi
tsa kumbarikira urupukira



Fuentes:
http://createyourvoice.org/
Servindi
El comercio

No tags

Hortensias en casa

Siempre e intentado mantener un toque de frescura en casa, más que frescura, vida, color, olor y por que no un poco de diversión; debo decir que al principio ponía todo tipo de flores y es que todas tienen su encanto, pero he de admitir que las hortensias se han vuelto mis flores de temporada 2013 por que ve a saber lo que me gustará mas adelante y es que yo soy así, me gusta cambiar, probar, mover las cosas de un lugar a otro y creo que esto viene de familia 🙂
 
En casa siempre había flores, mi mami tenía (las tiene aún) en sus macetas a las que regaba, podaba, limpiaba (con clara de huevo) cantaba y cuidaba con mucho amor, era un jolgorio cada vez que florecían, sobre todo aquella que mi mami decía (por que mi abuela le dijo) que anunciaba boda 😮  no tuvimos hortensias ya que no florecen en mi tierra pero sí mucha variedad.
 
Ya me gustaría tener macetas llenas de plantas que florecen cada temporada, tener un jardín al que regar, cuidar y cantar; siempre se lo digo a mi chico mayor; claro que sí me dice: siempre y cuando tengamos la convicción de que se hará realidad y estoy convencida que si, algún día 🙂 mientras, no puedo darme el lujo de tenerlos en el departamento, mas por los chicos que aún están pequeños, así que flores en jarrones eso sí que nunca faltan, bueno intento que no falten.
 
Volviendo a las hortensias, los colores son tan vivos e intensos que alegran cualquier rincón por pequeño que sea y no sólo aportan calidez, también son elegantes muy a su estilo, aún siendo las clásicas blancas se ven tan imponentes y sobrias a la vez ahhhh estoy imaginando en estos momentos un invernadero pero eeeeso ya es otro tema 😉
 
Por el momento pedí a mi casera que me separe unas de color turqueza ya que como cambié el color de la sala quiero probar como quedan para tener un color focal y decorar en base a ello, en cuanto las coloque en el jarrón les hago algunas tomas y se las muestro.

 

P.D. Tomé prestadas unas fotos de
#LavidadeSerendipity
 
 
 
 

No tags