Tag Archives niños

Viaja al Colca con niños

El Valle del Colca es uno de los destinos turísticos que no debes dejar de visitar cuando estés en Arequipa, como cuando piensas en Cusco= Machupicchu, así igualito.

En cuanto a los chicos que te diré, se adaptan muchisimo mejor que los adultos, en cusco la única que la pasó mal fui yo y en Arequipa estuve con leves dolores de cabeza y la única zona en la que todos nos sentimos mal fue en la de los volcanes que es camino al cañón y es el pico mas alto de la ruta, luego ya vas bajando y todo vuelve a la normalidad.

Zona de los volcanes el punto mas alto del camino al cañón

En nuestro caso ya teniamos hospedaje en Arequipa, pero puedes encontrar varios hoteles en el valle por si quieres quedarte a pasar la noche, aunque  si es que vas por primera vez a una ciudad de altura quizás sea recomendable tomar tus precauciones antes, unos días de descanso antes para aclimatarte o tu pastillita sorochín puede ser suficiente; también si eres de los que sufren presión alta hablar antes con tu médico.

No dejes de bajarte y caminar por el pueblito de Chivay, es pequeñito pero tiene su encanto y su historia.

No tomamos ningún tour, preguntamos varios en el centro de la ciudad, inclusive los que salían del hotel y decidimos ir por nuestra cuenta, podrías alquilar un auto o camioneta de ser el caso y enrumbarte a la aventura, para nosotros fue la mejor opción, ir a nuestro ritmo con niños y considerando la altura en este caso; además cuando llegamos al valle estuvimos como una hora esperando a que el señor cóndor se dignase a volar y nada, veíamos como los buses con turistas iban y venían sin llegar a verlo, después de quedarnos por mas de dos horas decidimos volver y en el trayecto de vuelto lejos del mirador principal por fin pudimos verlo y fue realmente impresionante; acto seguido nos detuvimos en los baños termales y decidimos regresar.

Ahora si aquí te dejo las paradas obligadas en la ciudad de Arequipa que debes hacer antes de emprender tu aventura en el Colca:

MONASTERIO DE SANTA CATALINA

Nuestra visita y fotos aquí —> goo.gl/9P6zg

CATEDRAL DE AREQUIPA

AGUAS TERMALES

  •  

CAÑON DEL COLCA

Me cuentan cuando van 🙂

Visita el Monasterio de Santa Catalina en Arequipa

De hecho Arequipa es tan bonita que tiene muchísimos lugares por conocer, pero el Monasterio de Santa Catalina fue uno de nuestros sitios favoritos top en nuestra estadía.

En realidad aunque el precio de entrada resulte un poco elevado si es que vas en familión como nosotros (algo de S/. 40 por persona) el lugar lo merece (al final del post te dejo todos los precios incluyendo los días en que puedes entrar a S/. 10) todo limpio, impecable, es un pueblito en realidad, una mini ciudad dentro de Arequipa y como es un atractivo turístico religioso de la ciudad realmente vale la pena; cuando salgas del recorrido me darás la razón y las tomas que sacarás de ahí pues espectaculares!!!

Entrada General S/. 40

Universitarios peruandos S/. 12

Mayores de 60 años y universitarios extranjeros S/ 20

Estudiantes escolares S/. 6

Días promocionales S/. 10 (Los días 10 y último domingo del mes)

Escápate con niños a Ias Dunas en Ica

Ica tiene que ser tu próximo destino en familia, si es que ya fuiste antes, cuando eras soltera (o) te puedo decir que la diversión está asegurada sobre todo para los mas pequeñines; si tiene de 5 para arriba lo considero una edad propicia para que puedan disfrutar la aventura en las dunas.

 

A tan solo unas horas de Lima (4 hrs aprox. en bus o auto particular) si eres de los que no lo piensan dos veces llegar no es tan complicado, también puedes recurrir a una agencia de viajes confiable como Karly Tours para que te armen todo el recorrido y ya no tengas que preocuparte de la estadía, entradas, cupos, guías, comida, de nada.

 

 

Te recomiendo un fin de semana, es mas que suficiente y hasta tan solo dos días diría yo, querrás subir en los areneros (estos suelen ser muy veloces y tener muchos baches y saltos) a lo mejor tu pequeño se asuste un poco pero nada que no solucione estar al lado de mamá o papá.

Nosotros fuimos en familia y la pasamos fenomenal, primero los areneros, luego deslizarse por las dunas haciendo sunboard lo a sido todo, la que se moría de miedo era yo y cuando vi a mis hijos hacerlo sin ningún reparo pues me dije si ellos lo hacen porque yo no? así que me lancé con todo!

Unas vueltas por la Laguna de la Huacachina, almuerzo típico de la zona y ya sería hora de volver, aunque estando tan cerca podrían pasarse a disfrutar al día siguiente de Paracas pero eso ya será otra historia 🙂

 

Ahora si les dejo con el video de Ro deslizandose por primera vez, quiso una y otra y otra!!!

Viaja al norte con niños y nada con las tortugas en Ñuro

Tenemos un país tan hermoso por conocer, rincones de cada pueblo que visitas que nos queda chico conocerlos todos, pero encontrar esos destinos soñados solo es cuestión de atreverse y dirigirse a por ellos.

Hace poco volvimos con nuestros hijos al norte del Perú ( a ellos les encanta la playa  y el calorcito) en realidad les fascina viajar, y ya antes habíamos visitado Cusco en familia (pueden ver nuestro viaje aquí —> Cusco con Niñosasí que una de mis actividades pendientes era nadar con las tortugas.
Fuimos directo a Piura y de ahí tomamos un bus que nos llevó a Máncora, siempre nos hospedamos en el Royal Decameron muchos días y sabíamos muy bien lo que queríamos hacer en esa semana de relajo.
El Ñuro se ubica a 23 km. al sur de Máncora, unos 45 minutos desde donde nos encontrábamos que era Punta Sal; nosotros conseguimos un taxi que nos recogió del hotel, nos llevó, esperó y recogió a nuestro ritmo, no casi tomamos los tours porque con los chicos nos gusta ir a nuestro ritmo y los precios son mejores.
Para ingresar al puerto solo debes pagar una tasa mínima de S/ 10 soles que te da el derecho de entrar al muelle, saltar y bañarte con las tortugas. Los chicos estuvieron un poco temerosos, pero las tortugas verdes del Nuño están familiarizadas con los turistas y los mismos pescadores que les lanzan comida para que se mantenga dentro de la zona y podamos interactuar con ellas.
 
 
 
LO QUE TE RECOMIENDO:

 

  • No pondría una edad promedio en los niños ya que dependerá de ellos si quieres entrar o no, los mios fueron con 7 y 6 años pero vi niños mas pequeños, todos entran con flotador pero si saben nadar como que ya se sienten mas seguros.
  • Las tortugas pasan tan cerca tuyo que aunque te rozan recomiendan no tocarlas ya que aunque son amigables no debemos molestarlas.
  • Puedes optar por los tours que te ofrecen subir a un barco o velero y llevarte un poco mas alejado del muelle pero a mi me pareció lo mismo, ya es decisión de cada uno.
  • Recomiendo llevar el protector del agua para el celular (aunque afuera los venden) y cargador de batería, a nosotros se nos apagó el cel 🙁
  • Y por último si tu niño no quiere entrar no insistas, las tortugas pueden parecer muy lindas pero hay a quienes les da pavor.
Por ejemplo Vasco estuvo muy animoso pero cuando las vió entró en pánico por lo grandes que son y aunque se metió al agua se salió al toque, Rodrigo si se divirtió mucho mas.
Y por si creías que no era un destino ir con niños ya viste que no, atrévete y disfruta de todo lo que tenemos, puedes ver nuestro post de —> Cómo planear tus vacaciones en familia y escápense juntos.
Un beso.

 

La Casa de los Titiriteros

Este lugar es uno de esos destinos a los que no debes dejar de ir alguna vez, si buscas un poco de tranquilidad y sosiego, naturaleza y diversión, si lo tuyo es la onda zen y simplemente deseas darle un sentido diferente a la habitual rutina, ésa en la que nos vemos involucrados casi por inercia todos los días.
Ya teníamos pensando como queríamos comenzar el año, nuestro único requisito era estar todos juntos y hacerlo en un lugar diferente; las fiestas en éstos primeros años, bueno salvo algunas excepciones se dejan a un lado y optamos por actividades que podamos compartir con nuestros hijos.
Fue así como llegamos a La Casa de los Titiriteros, en primer lugar sabíamos que lo que queríamos era acampar, es una de esas cosas que quieres hacer sí o sí y no hay mejor forma que hacerlo con ayuda de tus pequeños.
Una vez instalados (a sido nuestra primera vez acampando con nuestros hijos por que yo fui scout así que en casa ya la habíamos armado y pasado una noche dentro de la carpa por si las moscas), entonces una vez que ya tienes todo bajo control puedes ir a bañarte en el río que está cerca si es que es época, si no, un paseo explorando las piedras será magnífico.
La noche ya estaba asegurada, tenían programado un espectacular baile de luciérnagas, lo cual llenó de ilusión los ojos de #MisChicos (y los nuestros también) pudimos verlas, ahí en medio de la oscuridad, con la luna alumbrándonos, sin linternas; en estos momentos es cuando te das cuenta que también puedes ser luz y que no hace falta brillar demasiado para demostrar cuan grande puedes ser, realmente creo que las luciérnagas lo fueron todo para nosotros, no pudimos captarlas con la cámara y es que al mas mínimo barullo se escondían pero si las vimos y sentimos su presencia, habían millones!!!! Te imaginas a tus hijos diciendo: Allí está una, y allá otra, y otra! Sin palabras…..
Esto fue mas o menos lo que vivimos 
 
Y ésta fue nuestra programación (No hubo motivo para no pasarla bien)
Proseguimos la velada (pensada en niños mas que todo) con un acto de teatro donde compartimos grandes y chicos, luego vino la cena, un poco de comida vegana por aquí, un poco de pato por allá, probamos de todo, era la primera vez que comía falafel (Albóndiga de pasta de garbanzo muy especiada que se sirve a menudo dentro de un pan pita)
A esa hora, aproximadamente media noche #MisChicos ya estaban rendidos de tantas emociones, los acostamos en la carpa y lo que siguió fue la fogata (realmente lo pensaron en todo) allí ya mas adultos que niños pudimos entrelazar nuestras manos y pedir al Dios del fuego que nos envíe su luz y nos guíe por todo el año que vendría; no hubieron uvas, ni cuetones, ni lista de cosas por cumplir como solíamos hacerlo, solo fuimos nosotros en medio de todo.
Al día siguiente muy temprano, lo mejor para mí fue recibir los primeros rayos de sol con una clase de yoga, mi primera clase de este año, mi propósito fue ese, comenzar a hacer algo que nunca había realizado, pude sentir mi OM vibrando dentro mío, ese sonido que de tan solo escucharlo te armoniza y te da paz, fue realmente lo que buscaba.

 

No pensamos ver tantas familias con niños, pero para quienes buscan realmente algo diferente y mágico no dejen de visitar La Casa de los Titiriteros, no queda tan lejos de Lima y siempre tienen actividades pensadas en la familia, ahora por ejemplo tendrán un full day para las pascuas, les dejo la info por si se animan.
Lugar: Antigua Carretera Central Km. 56 Tornameza – Distrito de San Bartolomé

 

Un beso,

 

Viaja a Cusco con niños

Cusco es mi segunda ciudad favorita del Perú (la primera obvio que es mi Iquitos querido) pero si vez pensaste en recibir alguna fiesta importante, donde puedas llenarte de la energía que necesitas, Cusco sin pensarlo dos veces debe ser tu destino; tanto si decides viajar sola o si ya tienes familia, los niños no tienen por que ser impedimento de poder ir a los lugares que anhelas.

 

Sé que puede darte miedo la altura, el soroche, las caminatas (todo esto en realidad choca mas a los adultos) en mi experiencia fue lo que pasó, mis dos chicos disfrutaron del Valle, las montañas, ese clima tan rico que te abriga, te acoge y por supuesto la naturaleza en todo su esplendor, la que sufrió con los mareos fui yo (si, la próxima vez tomo mi sorochin).

 

Lo que quiero comentarte es lo que decidimos hacer nosotros en nuestro primer viaje con niños a la ciudad imperial, nos fuimos directo al Valle Sagrado de los Incas, Urubamba es menos altura que Cusco ciudad por lo que las probabilidades de que los niños puedan correr, saltar ir de aquí pa llá sin la temida agitación y soroche estaba casi controlada; llegando al aeropuerto hicimos el respectivo city tours por Plaza Mayor, las Iglesias vistas de fuera, disfrutamos de las comparsas propias de las festividades y luego enrunbamos a la Casa de la Chola .
Casa de La Chola
 

Un lugar súper acogedor, como estar en tu propia casa; sus anfitriones amables y siempre atentos a tus requerimientos (más aún si estas con niños) tienen un par de mascotas adorables (Chola y Merlín) para que puedan jugar y divertirse. Te imaginas despertar y desayunar con esa vista? el hospedaje se encuentra justo en medio de todo lo que tienes pensado visitar; a un paso de Ollantaytambo, un par de horas de la ciudad, cerquísima a la estación del tren por si desean ir a Machupicchu (nosotros dejamos las ruinas para una próxima oportunidad) pero disfrutamos de los salares, trekking por las cercanías, Sacsayhuamán y demás circuitos, para los mas aventureros las cuatri, canotaje y cataratas están a la orden del día, en realidad un sin fin de cosas que podemos hacer allí en realidad ubicado en el punto preciso,

La vista maravillosa
 Los anfitriones: Ciara, Tony, la Chola y Merlín
 
 Las noches junto a la fogata pueden convertirse en interminables
 

 

Nosotros con solo sentirnos como en casa y tener esa vista privilegiada estuvimos mas que satisfechos, pueden ubicarlos por aquí ——–>Casa de La Chola – Valle Sagrado de los Incas – Urubamba – Cusco
Contacto: 989 822 956
http://www.casadelachola.pe/

Ahora los dejo con algunas de nuestras imágenes memorables y lo bien que la pasaron nuestros niños, después de todo tenemos la capacidad de ser felices en el lugar que nos encontremos.

Ollantaytambo- Como parte de nuestra anécdota favor antes de subir llevar a los chicos a los servicios higiénicos, no les vaya a pasar como a nosotros en medio camino papá bajó con uno y en la cima le entraron las ganas las ganas al segundo :S

 

 

Ese preciso momento cuando intentas cargarte de la energía de la piedra recibiendo los rayos solares y capturarla en una toma, pero por ahí se esconde un hijo, la sombra del segundo es inevitable que aparezca y tu instagramer husband intentando hace su mejor esfuerzo!
 Toboganes de piedras naturales para chicos
 
Toboganes de piedras naturales para todos!

Un beso!